Cicloturismo: 5 propuestas para irnos de ruta por Vizcaya

La mayoría de nosotros tendemos a recomendar lugares desde nuestras respectivas procedencias. Es normal ese sesgo, pero, además de eso, yo vivo en el mejor lugar de la tierra, que es Vizcaya. Soy de Balmaseda, una de los pueblos más hermosos (en realidad es una villa, concretamente la más antigua de Vizcaya). Conocido por sus «highlights» históricos como la Semana Santa o el Mercado Medieval, y por sus innumerables fiestas. Somos un pueblo comprometido y lleno de comediantes. Además, tenemos nuestro precioso puente Viejo, que lucirá genial en tu Instagram, y un casco histórico encantador. Como podéis comprobar con esta chapa, somos gente orgullosa de nuestra villa. Pero no vengo a hablar de Balmaseda. No exclusivamente.

Normalmente, como suele suceder en otros destinos, la gente no visita Bilbao con la intención de dar pedales. Viene por la gastronomía, por su oferta cultural, por ver el Guggenheim, por ir a San Juan de Gaztelugatxe, a Lekeitio, a Balmaseda (sí, la gente va a conocer nuestra villa). Pero, ¿qué me diríais si os digo que es el verdadero paraíso ciclista? Por mucho que Ibon Zugasti nos haya vendido Barcelona como el paraíso ciclista, para mí Bilbao es superior. Y voy a tratar de convenceros con 5 rutas de carretera (no lo garantizo… igual son 7, o más) y 5 de montaña, cuyo único requisito es que salgan y lleguen al Guggenheim (¿qué mejor sitio, no?).

Empezaremos con las rutas de carretera, y lo haremos por zonas. Se nos quedan muchas zonas fuera en carretera (montes de Triano, Karrantza, Uribe-Kosta-Jata, Lea-Artibai…), pero queríamos incluir las más adecuadas, con poco tráfico y desconocidas desde Bilbao (aunque quizás seamos generosos y pongamos dos con los puertos de mayor renombre para el público ciclista).

DURANGALDEA Y LA BELLEZA DE URDAIBAI

Esta ruta la he añadido recientemente a mi repertorio de rutas habituales, sin ninguna razón especial. Simplemente porque para llegar hasta Durango había que tomar la transitadísima carretera N-634 desde Erletxe y eso, considerando que existen opciones menos transitadas, no me parecía una buena opción para mi día a día. Pero ahora la situación ha cambiado, ya que descubrí gracias a la Itzulia la subida de Belarrinaga, que nos lleva a Amorebieta por una carretera de montaña con buen asfalto (excepto por 200 metros de hormigón rayado),. Y de Amorebieta a Durango han abierto un bidegorri (bici-pista la llaman) aislado de cruces y coches, ¡una maravilla!

La ruta, como todas las que proponemos, parte de Bilbao, en esta ocasión hacia el este, hacia la pequeña localidad de Larrabetzu (cuna de ciclistas como Vicente Blanco «el cojo», Benigno Aspuru, Jesús Loroño y Mikel Artetxe. Una gran calidad e historia para un pueblo tan pequeño). Aquí, la mayoría de la gente se dirige hacia Aretxabalgane (generalmente conocido como Morga, que se sube en la Bilbao-Bilbao por la otra vertiente). Pero nosotros giraremos a la derecha por el mencionado barrio de Belarrinaga. Es una hermosa subida de 3 km con un 7% de pendiente que no aparece en Altimetrias.net, curioso. La bajada comienza con mal asfalto, pero son solo 300 metros.

Luego la carretera es perfecta hasta llegar a la escultura de la patata de Amorebieta (no soy experto en arte, así que juzguen ustedes mismos la obra). Desde Amorebieta parte el bidegorri hacia Durango, que nos deja a los pies de una subida mítica: Montecalvo (Muniketa es su nombre oficial). Una subida muy bonita que formaba parte del Gran Premio de Amorebieta, 3 km al 7% muy constante que no suponen ninguna dificultad, pero… ¡la dureza la marca el ritmo!

No llegaremos a coronar y descenderemos al Balcón de Bizkaia por una bonita carretera que nos deja justo arriba del mismo. Aquí los más valientes pueden seguir hacia la derecha y subir a Oiz, pero nosotros bajaremos a Gernika pasando por el precioso pueblo de Mendata. Y una vez en Gernika, nos dirigiremos hacia Nabarniz y Ereño por una de mis carreteras preferidas: la subida a Nabarniz, y la carretera que va de Nabarniz a Ereño, desde la cual divisamos el mar. Lo que viene ahora es increíble. Un recorrido de repechos en Urdaibai que os hará disfrutar de lo lindo, viendo la hermosa playa de Laga, el puerto de Laida (os recomiendo desayunar en el bar de Laida, Atxarre, la tortilla y el atún encebollado son excelentes y su terraza es un amor).

Y el bonito pueblo de Gautegiz-Arteaga (y su castillo). Además, si vais sin prisa, podéis visitar Ibarrangelu y Elantxobe (el pueblo más bonito de Euskadi para mí), que suman 8 km más. Pero yo lo dejaría para venir en coche, así podéis visitar el mirador de Ogoño y el de San Pedro de Atxarre, a los que hay que ir a pie en pequeñas excursiones. ¡Pero son increíbles! La vuelta la haremos desde Gernika, pasando por Errigoiti y Morga, para regresar a Larrabetzu, pero os llevaremos por una ruta diferente a la habitual, por una bonita carretera que va de Errigoiti a Gerekiz.

ENKARTERRI, EL DISFRUTE DE LO DESCONOCIDO

La ruta anterior tiene bastante poco tráfico, salvo en ciertos puntos como la salida hasta Larrabetzu o la zona de Kortezubi-Gernika, que tiene un tramo bastante transitado. En cualquier caso, no es excesivo. En esta segunda opción, os garantizamos que vais a tener aún menos tráfico, salvo en los pueblos que atravesemos. Desde que construyeron la variante, la carretera por la que vamos a andar es, de facto, un bidegorri más.

Esta ruta transcurre casi íntegramente por la comarca de Enkarterri, pasando por Güeñes, Galdames, Sopuerta, Balmaseda (cómo no), Artziniega y Bilbao. Como casi todo en Vizcaya, no hay puertos largos. Pero ojo, no os despistéis, que no hay un metro llano. Sale de Bilbao hacia Zorroza, todo por bidegorri hasta salir, dirección Alonsotegi. A partir de aquí, 20 km llanos, pasando por las faldas del Ganekogorta, Zamaia, Sasiburu, Apuko y Eretza, una carretera para ir rápido.

El llano se acaba cuando lleguemos a Güeñes, donde subiremos Humaran. Como hemos dicho, no es el día de grandes puertos, pero es el puerto que nos permite conocer Galdames y Sopuerta. Particularmente, el falso llano después de coronar es muy divertido para correr y muy bonito de ver, con unas preciosas vistas del pico de la Cruz. En esta zona tenéis la Torre de Loizaga, con una enorme colección de coches antiguos, destacando sus Rolls Royce, recomendable 100%. Una vez descendemos, nos toca subir el puerto de Bezi, subido innumerables veces por la Itzulia, aunque ahora asfaltado, lo que lo hace menos atractivo. Adicionalmente, podemos tirar por Artzentales y subir el precioso puerto de Alen, que nos lleva al pueblo minero.

Una vez arriba, descendemos hasta Balmaseda, del que os he hablado en la entradilla. Aparte de ser mi pueblo, os recomiendo que visitéis la plaza de San Severino con la iglesia y el ayuntamiento, así como la orilla del río, donde encontraréis el famoso puente de la Muza, o puente Viejo, que es el santo y seña de nuestra villa. Mi consejo es que desayunéis aquí, tanto en el restaurante Teike como en el Skamata, ambos con una surtida variedad de pintxos. Teike es el campeón de Bizkaia y segundo de Euskadi, de tortilla de patata, así que...

Y aprovechad para quedaros con ganas de volver sin bici a hacer un tour por Balmaseda, existe una empresa local que hace unos tours históricos muy chulos (Jorge es un auténtico crack y os podrá explicar, por ejemplo, que el Puente Viejo, no se llama de la Muza y que es un error histórico). Pero bueno, os dejo de hablar de Balmaseda, que podría hacer tres artículos.

Después de Balmaseda, nos dirigimos hacia «Santa Koloma». Lo entrecomillo porque así lo llaman en Bilbao, pero para los encartados siempre fue La Encina o Antuñano. Pero bueno, que no es ninguno de los tres, el puerto se llama de los Heros, un puerto que transcurre por un bonito valle hasta Artziniega, donde nos lleva un rápido descenso. De aquí a Bilbao es volar, todo cuesta abajo, 35 km de llano.

POR AIARALDEA Y LA ÚNICA CIUDAD BIZKAITARRA

En esta tercera etapa de nuestro recorrido, nos trasladamos a una nueva provincia (bueno, hicimos una breve incursión en Burgos en la etapa anterior) y exploramos gran parte de Álava. En este punto nos permitimos una pequeña trampa al presentar tres alternativas en esta área (apunte, Le Puncheur también educa, y acabo de aprender que Aiara es un pueblo, y Aiaraldea la cuadrilla, ¡jajaja!). La primera opción nos lleva a través del municipio de Aiara, mientras que las otras dos opciones exploran Aiaraldea y Gorbeialdea en una de ellas. Y Aiaraldea y Merindades (habría que hacer un artículo solo de Merindades) en la otra. Con estos datos, los lugareños pueden intuir cuáles son. 

La opción de Aiara implica una doble subida, a Ozeka y a Añes, viniendo desde Bilbao en dirección a Enkarterri. Ascendemos hacia Okendo (donde encontramos Malkuartu, un pequeño puerto precioso que, por cierto, pueden incluir en el menú si lo desean) hasta Menagarai, para luego dirigirnos hacia la zona de Beotegi, Kexaa… Aquí hay una opción adicional de subir y bajar a Menoio (2 km al 7%), que ofrece hermosas vistas de la Sierra Salvada. Si prefieren evitar la subida y bajada, pueden dirigirse directamente a Ozeka (3 km al 5%), que también ofrece vistas espectaculares. Esta subida comienza en el precioso monasterio de Kexaa, que atravesamos en el inicio de la subida, un momento que personalmente encuentro realmente espectacular.

Esta subida nos sirve para intuir la belleza de la Sierra Salvada. Una vez coronada, descenderemos por el otro lado hacia Añes, nuestro segundo puerto, bajada que años atrás no era transitable. Se asfaltó hace años para hacer un espectacular bucle en 2022 “made in Itzulia” del que salió ganador Pello Bilbao. Presenta tramos con un 20% de inclinación que además se enlazaban con otra subida de 1 km al 13% llamada Kostera/Opellora. ¡Espectacular el bucle!

Llegamos al segundo plato fuerte del día, un puerto tremendamente irregular que atraviesa el valle de Angulo y nos deleitará con unas vistas increíbles. Si es invierno, podrán ver la cascada de San Miguel a lo lejos, la hermana pequeña del salto del Nervión (200 metros). A mitad del recorrido, podrán detenerse para contemplar la cascada de Peñaladros. Toda esta zona es muy adecuada para realizar un día de turismo/senderismo, teniendo relativamente cerca el Valle de Angulo, el Valle de Tobalina y el Valle de Mena, valles pertenecientes a las merindades, una comarca con mucho que ver.

Una vez en la cima, podrán optar por coronar Peña Angulo (3 km adicionales) o dirigirse hacia Bilbao por Artziniega. En mi opinión, las vistas son espectaculares. Pero no vale la pena llegar hasta la cima completa, ya que hay que pasar por un túnel de coches bastante desagradable. Antes el camino iba por fuera, haciendo el puerto más bonito, pero lamentablemente está destrozado. Por lo tanto, pueden detenerse antes del túnel y disfrutar de 12 km de bajada con unas magníficas vistas. Y dirán… ¡La mitad del texto y aún no sabemos dónde desayunar! ¿Se te olvidó? No os preocupéis, el desayuno está previsto en la base de Peña Angulo, donde hay dos opciones para recargar energías. Una vez recuperadas las fuerzas, nos dirigiremos a Bilbao por Sodupe, que será el trayecto común en dos de estas tres alternativas. ¡Buen provecho y buen pedaleo!

Ahora exploraremos las otras dos opciones que nos llevarán a la única ciudad en Bizkaia, que, curiosamente, no es Bilbao, sino Orduña, situada en territorio arabatarra. La siguiente alternativa guarda similitudes con la ruta por Aiara, compartiendo el inicio y el final. La diferencia radica en el tramo central, que sustituye Ozeka y Añes por Lendoño y Orduña. Pero antes de ir hacia Lendoño, les invito a disfrutar de un desayuno en el Restaurante Antojo de Errespalditza. Una vez recargadas las energías, nos dirigiremos hacia Lendoño por un camino secundario que discurre por las faldas del Tologorri, pasando por pequeñas pedanías hasta llegar a Orduña. En la cima de la subida, encontrarán una fuente desde la cual podrán admirar el Tologorri, un monte fascinante.

Y aquí está el plato fuerte, Orduña, un puerto que no necesita presentación: 8 km al 7,5%, muy constantes y absolutamente preciosos. Inicialmente, atravesarán un bosque y luego llegarán a un mirador que hará más llevadero el sufrimiento con vistas al cañón de Delika y a Aiaraldea. Antes de coronar, es obligatorio tomar una foto en la última curva, un lugar espectacular desde el que se ve el puerto completo y el valle. Desde aquí, una mala noticia (o buena si disfrutan rodando): hay 11 km de llano rompepiernas. Sin embargo, tiene su recompensa, ya que después de 11 km y 5 km de suave subida, llegarán a Peña Angulo, donde podrán admirar todo lo explicado en la ruta anterior, ya que ambas rutas convergen aquí.

Llegamos a la tercera variante, pero esto no implica que sea inferior. La ruta también parte desde Orduña, por lo que repetiremos Lendoño (aunque tenemos otra opción por Amurrio, esta es más pintoresca). En esta ocasión, nos dirigiremos al hermano menor de Orduña, La Barrerilla, que, a pesar de ser más pequeño, no carece de belleza (¡desde aquí se puede ver el salto del Nervión!). La Barrerilla tiene 7 km al 6%, con un formato similar de bosque seguido de una apertura total, al igual que Orduña.

Después nos dirigiremos a un tramo llano hasta Altube, donde podrán disfrutar de un desayuno perfecto en el pueblo de Mikel Landa. También pueden optar por la pastelería de Izarra, que ofrece unas palmeras espectaculares. Sin embargo, si desean un lugar especial, les recomiendo visitar el Santuario de Nuestra Señora del Oro y su restaurante, con una subida de 2,5 km bastante exigente. ¡Es precioso, aunque les sumará 15 km más!

A partir de aquí, toca volar por la bajada de Altube y Baranbio hasta Bilbao. Pero… ¿y si nos desviamos un poco y subimos a Bikotx-Gane? Desde Orozko parte este exigente puerto hasta Artea, que nos hará sufrir un poco más. En la bajada, podemos dirigirnos hacia Larreder-Pagomakurre (del cual hablamos en este artículo), pero esto es solo para los más valientes y además va en otra ruta. Luego, Sarasola nos ofrecerá una subida llevadera antes de regresar a la capital del Mundo. ¡A disfrutar del descenso!

NUESTRA VECINA CANTÁBRICA

Al ladito de Bizkaia tenemos Gipuzkoa, Araba, Burgos y Cantabria, ¡que nos dan un montón de opciones ciclistas para completar rutas maravillosas! Gipuzkoa me resulta más desconocida, ya que me pilla muy lejos de casa, pero me consta que hay rutas brutales por el interior, y es una de las zonas que quiero investigar este año.

En este caso nos vamos a centrar en una zona de la que no hemos hablado, Cantabria. Desde Bilbao nos ofrece unas cuantas alternativas muy interesantes gracias a la zona de Castro-Urdiales y el Valle de Guriezo. Pero si nos hemos levantado valientes y bien desayunados, podemos ir al Picon Blanco o el Portillo de La Sia (la zona que está causando sensación este 2024 por su inclusión en la vuelta) haciendo unos 180 km (los últimos 90 km son favorables, tranquilos).

Pero en este caso nos vamos a centrar en hazañas más realizables por la zona de Castro-Urdiales y el Valle de Guriezo. Saldremos de Bilbao por el maravilloso bidegorri que nos lleva hasta la playa de La Arena (15 km apartados del tráfico, pasando por la margen izquierda y zona minera), ojalá todos los bidegorris fueran así.

Powered by Wikiloc

Una vez en Muskiz (el pueblo de los Simpson que mencionó El Drogas en un concierto de Barricada, en un malísimo chiste), iremos en dirección a Castro-Urdiales, por la carretera antigua (la otra opción es la autopista, así que si veis que os pasan coches a 140 km/h os habéis equivocado). Una vez entrados en Cantabria, iremos hacia Otañes, por el precioso puerto de La Helguera, un puerto irregular, poco transitado y precioso que nos permitirá acceder a la zona de Sámano donde empieza el puerto de La Granja (La Jaya, pero nadie lo conoce así), un puerto aún más bonito de 6 km al 5%. Como veréis, sin mucha dificultad pero muy bonito, recomiendo parar para sacarse una foto y admirar las vistas en la última herradura. Aquí bajaremos por una divertidísima bajada al Valle de Guriezo, donde desayunaremos, veréis bastantes bares con bicis, así que a vuestro gusto.

Una vez repuestas las fuerzas, remontaremos por Guriezo, Trucios y Villav… Estooo, noooo, aquí hacemos trampa y en vez de remontar hasta Villaverde, subiremos hacia el barrio de San Roque, que te sube a los barrios altos. Se le llama Collado del Portillo, o Pico de la Bandera, pero no tenemos muy claro cuál es su nombre, estamos consultando a los autóctonos. Para subir por este repecho de 4 km al 9% (que no os desanime el inicio) es según salimos de Trucios a la izquierda, por un camino estrecho. El primer kilómetro es durísimo, pero luego ya es solamente duro. De ahí, nos queda rodar de vuelta a Bilbao.

EL COLOSO DE DURANGALDEA

Hoy exploraremos Urkiola, el imponente coloso de Mañaria, conocido por ser el escenario de épicas batallas ciclistas y también por ser un lugar fundamental en nuestra mitología. Este sitio alberga múltiples leyendas, y se dice que en la montaña más alta de este Parque Natural, Anboto, reside Mari, la diosa principal de la mitología vasca, quien nos regaló la brutal canción de Su Ta Gar, «Mari» (https://www.youtube.com/watch?v=5oi2WTPAHcs): «Hire diztira dut maite, Anbotoko erregina…» («Amo su brillo, reina de Anboto…»).

Más allá de su carga mitológica, Urkiola es impresionante por sus montañas. El puerto de montaña es la puerta de entrada a la campa de Pol-Pol, el acceso más común al Anboto. Además, cuenta con las tres cruces, un hermoso mirador desde el cual se aprecia el desfiladero de Atxarte, así como las montañas Mugarra, Untzillaitz, Aitz-txiki y Alluitz (célebre por el Paso del Diablo, un complicado paso hacia el Anboto). Recomiendo si se va de turismo, ver las cruces y dar un paseo hasta Pol-Pol, sin dificultades y muy hermoso. Si les gusta el monte, pueden subir hasta Larrano, que es muy sencillo, o hasta Anboto, que no lo es tanto pero merece la pena. Y si van con bici de montaña… pues ya les contaré en otro artículo.

Para realizar esta ruta, existe una genial marcha llamada BIBE Transbizkaia, que sería nuestra elección, aunque implica más kilómetros. ¡Les animamos a buscar información y participar en ella! Pero no sale de Bilbao, sale de Durango.

Desde Bilbao, la ruta típica suele ser ir a Durango, subir Urkiola y bajar por Dima o Barazar de vuelta a Bilbao. Son unos 90 km, con la única complicación de Urkiola, agradable aunque lamento informarles que Urkiola tiene bastante tráfico, pero es el precio a pagar. Pueden desayunar en Arripu de Durango, que ofrece una amplia variedad de tortillas, todas deliciosas. También pueden desayunar en la cima de Urkiola, donde los fines de semana hay productores locales con queso, miel, repostería, además de la oportunidad de dar siete vueltas a una piedra cercana a la iglesia para encontrar el amor (como les mencioné, es un lugar lleno de leyendas).

Desde allí, hacia Dima por una hermosa carretera cuesta abajo. Pero, ¿y si complicamos un poco las cosas? Podemos encadenar Urkiola con Larreder-Pagomakurre, Bikotx-gane y Malkuartu para crear una ruta espectacular, pasando por las inmediaciones de los dos montes más importantes de Bizkaia, Anboto y Gorbeia. ¿Quieren que les cuente más?

Una vez subidos a Urkiola, podemos dirigirnos al valle de Arratia y subir desde Areatza a Larreder-Pagomakurre, un puerto duro pero hermoso. No tiene dos vertientes, solo una, por lo que tocará subir y bajar por el mismo camino. Aquí tenemos dos opciones: bajar hasta Areatza y subir todo Bikotx-gane desde Artea, casi 5 km al 9%, o hacer la mitad, 2.5 km al 11%. Como verán, perderán la parte «fácil», pero vale la pena. Desde aquí bajamos a Orozko, donde si no hemos desayunado todavía, podemos disfrutar de una rica tortilla (¿he mencionado que me gusta la tortilla?) en el restaurante Iza, en la calle peatonal. De aquí, rumbo a Llodio, para Malkuartu y vuelta a casa por Enkarterri. ¡Buen viaje!

Estas han sido nuestras opciones, pero hay más. Podríamos hacer la etapa del Tour, ir a la zona de Karrantza, la de Lekeitio, investigar los montes de Triano o subir al Vivero. ¡Un montón de opciones, pero no os quiero aburrir que bastante largo me ha quedado! Si queréis ayuda con la logística, con las rutas… ¡no dudéis en contactar conmigo!

Fotos: 1001puertos.com / Asier Ramos / Pinterest