Llega el tramo más importante de la temporada para los Sub-23.

Abril ha venido cargado de carreras y resultados para los sub-23, sin duda uno de los momentos álgidos de la temporada ciclista. Vamos con nuestro repaso a los diferentes escenarios visitados por el pelotón a lo largo de este mes. 

La LXIII Klasika Primavera de Amorebieta fue testigo de un emocionante enfrentamiento en las subidas a Muniketa y Autzagane, donde el muro de Autzagane resultó determinante. En estas pendientes, Sergio Trueba, Alejandro Ropero, Mikel Uncilla, Gorka Corres, Ander Ganzabal e Ibai Azanza (Finisher) se destacaron del pelotón. En un reñido sprint, Trueba, impulsado magistralmente por Ropero, aseguró la victoria, seguido por Uncilla y Ganzabal, consolidando así su posición como líder del Torneo Euskaldun.

Paralelamente, el fin de semana ciclista en Cuéllar estuvo lleno de emoción, con la trepidante XV Subida al Castillo como evento destacado. En esta carrera corta pero intensa, Rubén Sánchez (Caja Rural-Alea) fue el más rápido, superando a la potente dupla del Lasal Cocinas-Craega, formada por Jason Huertas y Noel Martín, quienes se llevaron el segundo y tercer lugar del podio, respectivamente. A pesar de la brevedad del recorrido, de menos de 2 kilómetros, las modificaciones en la primera parte del circuito añadieron un toque de incertidumbre y expectación. El tramo empedrado y con pendientes pronunciadas atrajo a una multitud de aficionados, que presenciaron con entusiasmo cómo Rubén Sánchez dominaba la competición. El madrileño detuvo el cronómetro en 02:33, superando por apenas un segundo a Jason Huertas. La batalla por el tercer lugar fue igualmente reñida, con Noel Martín completando la contrarreloj en 02:36, superando por centésimas de segundo a Pablo García (Polti-Kometa).

Al día siguiente, la localidad segoviana acogió la emocionante LXIV Clásica de la Chuleta, donde los lugareños fueron testigos del triunfo por segundo año consecutivo de Francisco Rus (Vigo-Rías Baixas). En un emocionante sprint masivo, el ciclista murciano se impuso, seguido de cerca por Rubén Sánchez (Caja Rural-Alea), quien estuvo a punto de lograr el doblete, y Ricard Fito (Arabay-Illes Balears), quienes completaron el podio. La carrera estuvo marcada por la valiente escapada de Alberto Fernández (Caja Rural-Alea), líder durante gran parte del día, quien fue alcanzado por el pelotón a menos de 2 kilómetros de la meta, preparando así el terreno para un emocionante final.

Juan Pérez Oliver

En el Gran Premio Primavera de Ontur, Daniel Cavia (Cortizo) se alzó con la victoria y el liderato de la Copa de España tras protagonizar una fuga muy reñida, donde tuvo que luchar arduamente para mantener sus opciones hasta la línea de meta. El esfuerzo de los equipos de velocistas en el tramo final puso en aprietos varias veces a un grupo delantero compuesto por 5 corredores, quienes finalmente se disputaron la codiciada victoria en Ontur.

Valladolid fue testigo de un espectáculo ciclista sin precedentes en la XIII Clásica Valladolid-Memorial Ángel Lozano y Jesús Nieto. La carrera, que atrajo a numerosos aficionados y entusiastas del ciclismo, se desarrolló en un escenario lleno de emoción y adrenalina. Desde los primeros kilómetros, se hizo evidente que esta competencia sería diferente a otras, con un grupo compacto de corredores dispuestos a darlo todo por la victoria. La neutralización a menos de 70 kilómetros del final añadió un giro inesperado, dividiendo la carrera en dos partes claramente distintas. Tras la reanudación, los ciclistas se lanzaron con renovado ímpetu hacia el tramo final, dispuestos a dejarlo todo en la carretera. Fue entonces cuando los corredores del equipo Zamora Enamora, Daniel Martín y Jorge Gálvez, protagonizaron una emocionante serie de ataques, llevando la emoción a su punto más álgido en localidades como Simancas y Robladillo.

Sin embargo, el esfuerzo del equipo CC Padronés-Cortizo logró neutralizar a Gálvez a solo 10 kilómetros de la meta, preparando el escenario para un emocionante sprint final. La llegada masiva frente a la majestuosa Cúpula del Milenio estuvo marcada por la intensidad y la lucha por la victoria. En un emocionante y ajustado desenlace, Haimar Etxeberria (Finisher) logró imponerse por un estrecho margen a Francesc Bennassar (CC Padronés-Cortizo) y Gabriel Ochando (Gomur-Cantabria Infinita), asegurándose así un lugar en la historia de esta prestigiosa competición. Su triunfo no solo lo consagró como vencedor del día, sino que también lo posiciona como uno de los principales contendientes para alzarse con la victoria final en la Copa de España élite y sub-23, donde ahora lidera con autoridad.

La VIII edición del Torneo Euskaldun llevó a los ciclistas al desafiante circuito vizcaíno, caracterizado por varias ascensiones a Natxitua y el temido muro de Bedarona, cuya inclinación pronunciada marcó el tono decisivo de la carrera desde el principio. A medida que avanzaba la competencia, el pelotón se fragmentaba gradualmente, con continuos ataques que desgastaron a los corredores y redujeron el grupo principal a una veintena de contendientes con verdaderas opciones de victoria.

Caja Rural Alea

El equipo Caja Rural-Alea demostró su fuerza al tener una presencia significativa en este grupo de cabeza, lanzando ataques constantes que mantuvieron la tensión hasta el final. Fue Pablo Lospitao quien protagonizó el ataque definitivo a solo un kilómetro y medio de la meta. A pesar del sufrimiento, Lospitao logró mantenerse al frente y cruzar la línea de meta con una sonrisa, asegurando así la victoria para su equipo. Mientras tanto, su compañero Mikel Uncilla se aseguró la segunda plaza, seguido de cerca por Aitor Agirre (Laboral Kutxa).

En cuanto al Torneo Euskaldun, que celebraba su octava edición, Ander Ganzabal (Laboral Kutxa) continúa liderando la clasificación a pesar de no sumar puntos en esta ocasión. En la categoría sub-23, Aimar Erostarbe del equipo Caja Rural-Alea ascendió al primer puesto de la clasificación gracias a su destacada actuación, asegurando así un día redondo para su equipo.

La localidad de Torredonjimeno fue testigo del emocionante inicio de la sexta cita de la Copa de España élite y sub-23, con un recorrido desafiante de 165 kilómetros que incluía el alto del Locubín (categoría 1ª) y la ascensión a Valdepeñas (categoría 2ª) como principales obstáculos montañosos en la segunda mitad de la etapa. Los últimos 20 kilómetros, con varios repechos exigentes, prometían ser determinantes para el desenlace de la carrera.

Desde el comienzo, el pelotón mostró una actitud combativa, con numerosos intentos de fuga rápidamente neutralizados. Sin embargo, en el kilómetro 40 se formó una escapada compuesta por un selecto grupo de corredores, entre ellos Vian (Gomur), Bastida (Telco – ON Clima – Osés), De La Calle y Arango (Cortizo), Towers (Caja Rural – Alea), García (Froiz), Criado (Finisher), Ramírez y Crozzolo (Maglia Technosylva), Villaverde (Esetec), Galindo (El Bicho – Prime Numbers), Ceballos (Bicicletas Rodríguez), y Casais (Laboral Kutxa). Mientras tanto, en la lucha por las clasificaciones secundarias, Crozzolo (Maglia Technosylva) y Villaverde (Esetec) se destacaron al adjudicarse el primer sprint intermedio y la primera meta volante. El equipo Caja Rural – Alea y el equipo Cortizo tomaron la responsabilidad de la persecución en la aproximación al alto del Locubín, la subida más exigente del día.

Una vez coronado el puerto, los mejores escaladores del pelotón mostraron su destreza en las empinadas rampas de la subida. Posteriormente, Alejandro Granados (Telco – ON Clima – Osés) y Pablo Carrascosa (Finisher) intentaron sorprender al grupo líder, pero fueron neutralizados a falta de 30 kilómetros para el final. Con el pelotón compacto, se sucedieron ataques para evitar un sprint masivo. Finalmente, un grupo peligroso de 7 corredores, liderado por Javier Ibañez (Caja Rural – Alea), logró abrir una brecha de más de 30 segundos a 10 kilómetros de la meta. A pesar de los esfuerzos del equipo Polti Kometa por neutralizar la escapada, la falta de coordinación con otros equipos permitió que el grupo delantero mantuviera su ventaja. En los últimos kilómetros, Ramón Fernández (Equipo Cortizo) intentó una fuga en solitario, pero fue alcanzado antes de la línea de meta. En el sprint final, Pablo Ara se destacó con una impresionante actuación, cruzando la línea de meta en primera posición. Ibañez llegó en segundo lugar, recuperando así el liderato élite de la Copa de España, mientras que Pérez (Essax) se quedó con la tercera posición. En el pelotón perseguidor, Haimar Etxeberria (Finisher) aseguró el octavo lugar, permitiéndole mantenerse al frente de la clasificación general de la Copa con una buena cantidad de puntos.

Ideal.es

Los Campeonatos de Castilla y León de Ruta Élite y Sub-23 del presente año se llevaron a cabo en la pintoresca localidad de Medina de Pomar, donde la emoción y la expectativa estaban presentes desde el inicio. La comunidad local se congregó para animar a los ciclistas, creando un ambiente festivo a pesar de la amenaza de lluvia. No obstante, el clima dio tregua y permitió que la ceremonia de presentación de equipos se desarrollara sin contratiempos.

Con 142 kilómetros de desafíos por delante, la carrera culminó en la exigente cima del Alto de Rosales, clasificado como de tercera categoría. A medida que avanzaba la carrera y se aproximaban los últimos 10 kilómetros, la tensión en el pelotón aumentaba y las tácticas se desplegaban. Fue entonces cuando cuatro valientes corredores lograron destacarse del grupo principal: Daniel Cavia y Carlos Gutiérrez, representando al equipo Cortizo; Javier Ibáñez, del Caja Rural – Alea; y Álvaro Sagrado, del equipo Brocar.

La ascensión final al Alto de Rosales prometía ser el escenario de la batalla por la victoria, y los espectadores aguardaban con aliento contenido mientras los cuatro líderes se enfrentaban al desafío con determinación. En un momento crucial, a falta de dos kilómetros para la meta, Daniel Cavia desató un ataque audaz, abriendo una brecha sobre sus rivales. Con una exhibición de fuerza y habilidad, el joven ciclista vallisoletano se escapó en solitario, dejando atrás a sus competidores y dirigiéndose hacia la gloria en la cima del Alto de Rosales. Mientras Daniel Cavia celebraba su triunfo en lo más alto del podio, Carlos Gutiérrez y Javier Ibáñez cruzaban la línea de meta en segundo y tercer lugar, respectivamente, completando así un emocionante podio en esta jornada memorable.

El equipo Cortizo tuvo un día exitoso al llevarse los dos títulos de campeón de Castilla y León: Daniel Cavia se coronó como campeón sub-23 y Carlos Gutiérrez como campeón élite. Fue un día de emociones intensas y momentos inolvidables en el mundo del ciclismo regional.

noticiasdegipuzkoa.eus

En la Vuelta a Bidasoa, la primera jornada fue intensa desde el inicio, con cambios constantes en la cabeza de carrera e impidiendo que ningún movimiento consiguiera una ventaja significativa. El desenlace llegó en los exigentes 6 kilómetros finales de escalada a Ibardin. Haimar Etxeberria logró imponerse en solitario. En la Etapa 2, la victoria y el liderato fueron para Aitor Aguirre, quien escapó del pelotón. La última etapa dejó a Louis Sutton como ganador de la vuelta, Jan Castellón segundo en la general y ganador de esa última etapa, y tercera posición para Haimar Etxeberría.