Previa Paris Roubaix Femmes 2024

Información París Roubaix femenina

Fecha06/04/2024
Categoría1.WWT
Primera edición2021
Más victorias París Roubaix
Lizzie Deignan, Elisa Longo Borghini  y Alison Jackson (1)

HORARIO

Inicio prueba: 13:35 p. m. (horario europeo central CET)

Final prueba: 17:23 p. m. (horario europeo central CET; más rápido previsto, 40 km/h)

CÓMO SEGUIR

Podremos seguir la París Roubaix en directo en varias televisiones o plataformas, de entre ellas os destacamos Eurosport, con retransmisión desde las 15:00 p.m., y Teledeporte, con retransmisión desde las 15:15 p.m.

Además, os recomendamos seguir la cuenta de X oficial (@RoubaixFemmes) además de los hashtag (#ParisRoubaix#ParisRoubaixFemmes).

RECORRIDO

 

A diferencia de las dos ediciones anteriores el recorrido no sufre cambios sustanciales. El kilometraje en esta edición de la París Roubaix prácticamente se mantiene y el número de tramos y los kilómetros de pavé se mantienen sin variación.

Únicamente se incrementa el kilometraje en tres kilómetros como consecuencia de un desvío al comienzo de la prueba para evitar un segmento que según la organización era demasiado peligroso.

Sector núm.KilómetroSectorLongitud (km.)Distancia a meta (km.)Dificultad (ASO)
1766Hornaing à Wandignies3,782,5⭐️⭐️⭐️⭐️
1673,5Warlaing à Brillon2,475⭐️⭐️⭐️
1576,9Tilloy à Sars-et-Rosières2,471,6⭐️⭐️⭐️⭐️
1483,3Beuvry-la-Forêt à Orchies1,465,2⭐️⭐️⭐️
1388,3Orchies1,760,2⭐️⭐️⭐️
1294,4Auchy-lez-Orchies à Bersée2,754,1⭐️⭐️⭐️⭐️
1199,9Mons-en-Pévèle348,6⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️
10105,9Mérignies à Avelin0,742,6⭐️⭐️
9109,3Pont-Thibault à Ennevelin1,439,2⭐️⭐️⭐️
8 a114,7Templeuve (l’Épinette)0,233,8⭐️
8 b115,2Templeuve (Moulin-de-Vertain)0,533,3⭐️⭐️
7121,6Cysoing à Bourghelles1,326,9⭐️⭐️⭐️
6124,1Bourghelles à Wannehain1,124,4⭐️⭐️⭐️
5128,6Camphin-en-Pévèle1,819,9⭐️⭐️⭐️⭐️
4131,3Carrefour de l’Arbre2,117,2⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️
3133,6Gruson1,114,9⭐️⭐️
2140,3Willems à Hem1,48,2⭐️⭐️
1147,1Roubaix (Espace Charles Crupelandt)0,31,4⭐️

Un año más el Bosque de Arenberg sigue sin estar en el recorrido. La justificación es, la misma de pasadas ediciones, que estaría demasiado cerca del comienzo de la prueba en Demain y sería extremadamente peligroso que un pelotón compacto y sin excesivo castigo previo afrontase el inicio del tramo adoquinado (en bajada) a altas velocidades. Falta de dureza previa. Idéntica justificación para terminar introduciendo una chicane antes del Arenberg en la homóloga masculina; ¿decisiones acertadas?

Desde su inclusión el Bosque de Arenberg se convirtió en un icono del Infierno del Norte. El lugar donde se pierde o se comienza a perder la carrera. Así pues, la decisión de no incluirlo en la versión femenina ha hecho correr ríos de tinta en todos los sentidos estos tres últimos años.

Aunque numerosas corredoras coinciden en afirmar que lo verdaderamente importante es el valor y encaje colectivo de todos los tramos adoquinados. Que importa más el total, el colectivo, que uno en individual, incluso uno icónico como el Arenberg.

Destacan individualmente los icónicos tramos de Mons-en-Pévèle y Carrefour de l’Arbre. Sobre todo el encadenado de tramos y esfuerzos anterior y posterior a este último, juez y parte habitual de la carrera al menos en la versión masculina. En la femenina, en estos tres años, hemos tenido guiones distintos y más alternativos de lo que jamás hubiéramos aventurado previamente, el Carrefour de l’Arbre y su encadenado aún no se ha mostrado decisor.

Dejando a un lado la ya mencionada ausencia del Arenberg, llama negativamente la atención que la organización no haya incrementado en estos años los kilómetros de adoquines ni haya siquiera modificado los tramos que deben afrontar las corredoras. Únicamente se ha incrementado ligeramente (32,1 km. de 2021 a 2024, a un incremento medio anual de algo más de 10 kilómetros) los kilómetros de enlace hasta el primer tramo de pavé.

 

PARTICIPANTES

Data powered by FirstCycling.com

 

EL TIEMPO

No se esperan aguaceros en esta edición femenina de la París Roubaix, pero el devenir de la misma sí estará el barro y sobre todo el viento. La previsión de lluvia para las horas de la carrera es prácticamente nula.

No obstante, lleva lloviendo casi toda la semana así que las ciclistas tendrán que afrontar los adoquines húmedos con la consiguiente mayor dificultad técnica y riesgo. Se avecina una jornada memorable desde el sillón y, dependiendo de la ciclista y del devenir de la carrera, desde el sillín.

El viento podría jugar un papel importante en la parte media de la carrera, poco después de los primeros tramos adoquinados, aunque en la mayor parte de la carrera el viento soplara completamente (o casi) a favor.

 

FAVORITAS

Llegamos al segundo Monumento que se disputa en el calendario femenino. Y como tal, la excitación y el júbilo se palpa en el ambiente ciclista desde bastante antes del fin de semana. Apenas hemos asimilado lo sucedido en De Ronde, el Tour de Flandes, y ya tenemos aquí otra de esas jornadas marcadas en rojo el año pasado en las planificaciones ciclistas y en nuestros calendarios.

París Roubaix es territorio Lidl-Trek. Su histórico doblete en las dos primeras ediciones – y doblete en el tercer cajón del puesto – y las sensaciones y dominio mostrados en carrera sitúan a las ciclistas del equipo estadounidense como favoritas este sábado en Roubaix.

El único pero fue el desenlace del pasado año; marcado sobremanera por la caída de Elisa Longo Borghini cuando aceleraba en cabeza del grupo principal en el tramo adoquinado de Pont-Thibault à Ennevelin. Caída que marcó de manera irremediable el devenir de la carrera al afectar a casi la totalidad del grupo principal y dando así renovadas fuerzas a una fuga del día que finalmente llegó con ventaja al velódromo de Roubaix.

No solo por su rendimiento previo son favoritas, sino por sus tácticas de equipo. En Dwars door Vlaanderen dieron un golpe en la mesa. Sus dos principales bazas, Longo Borghini y van Anrooij, estaban en el grupo cabecero. Sin embargo, decidieron tirar por detrás. No parecía tener sentido que buscaran y lograran el reagrupamiento.

Minutos después, antes de el tramo de pavé, se ponían a tirar a bloque antes de que el pelotón virará y se produjese el cambio de orientación del viento. El resultado de sobra es conocido, sus dos líderes en cabeza, pero con menos acompañantes y, sobre todo, la campeona del mundo Kopecky persiguiendo a la desesperada en solitario.

Tienen clara la táctica de carrera y no dudan de esta. Se sienten capaces de ganar y quieren llevar la carrera de la manera que previamente han considerado que les favorece. Son capaces de moverse cuando una compañera o varias están por delante y… terminan la faena.

Sin Longo Borghini en nómina y con Deignan lesionada (tras su caída en Flandes), Lidl-Trek tiene a sus dos vencedoras previas de esta carrera fuera de concurso. Tampoco estará Shirin van Anrooij. Cualquiera al leer esto se aventuraría a descartar al equipo estadounidense para la victoria final.

Nosotros no. No hace falta ser un verdadero dream team para ganar (ni siquiera es garantía del éxito). Con Lucinda Brand, Elisa Balsamo y Ellen van Dijk en liza estamos ante un conjunto candidato a la victoria, máxime merced a lo demostrado como equipo hasta ahora.

En su primera Roubaix tras su descanso por maternidad van Dijk está ante la oportunidad de repetir la gesta de su compañera Deignan. Sin Longo Borghini ni van Anrooij la baza de una fuga lejana o muy lejana la puede jugar la neerlandesa.

Quizás este 2024 no esté acaparando los principales titulares, pero su regreso tras la maternidad había sido fulgurante y triunfante, logrando la victoria en las dos contrarreloj individuales disputadas este 2024, en la Vuelta Extremadura y el Tour de Normandie.

Si acaso quedaba un rescoldo de duda, van Dijk lo despejó en Gante cuando, delante de todas las capas del pelotón en una prueba del World Tour, volvió mostrar que es una fuerza decisiva y resolutiva en carrera y refutó la idea de algunos de que tras la maternidad no volvería a su nivel.

Volvió a ser la ciclista tan diferencial que llevaba siendo una década, demostrar su capacidad de bregar, parar cerrar ella sola los huecos que no le interesaban a su equipo. Solo la última bala de la aussie Grace Brown fue capaz de desfondarla y dejarla sin guiar los metros finales de aproximación para su equipo; eso sí, con el trabajo cumplido, con Brown a una distancia alcanzable y con su líder Balsamo en condiciones de disputar la llega.

En la París Roubaix no sabemos si será la principal líder equipo, pero puede aprovechar esta circunstancia y un menor control, que Elisa Balsamo u otras favoritas, para poner piedras y barro de por medio y marcharse en solitario hacía el velódromo de Roubaix. Ya saben, con van Dijk, quien duda, pierde. No se le debe dejar un metro a la veterana de Lidl-Trek.

SD Worx suele sufrir en Roubaix. Hasta ahora no han conseguido tener la carrera bajo su control. Su estilo de dureza mediante una guerra de guerrillas no parece hacer funcionado con los múltiples factores aleatorios de la París Roubaix.

El año pasado parecía el año de Kopecky, pero la caída de Longo Borghini terminó por desterrar, aunque no por mucho, esa opción. Sin embargo, no todo estaba perdido con Markus en la fuga. Una caída ya en el velódromo dejó al equipo de vacío en uno de los días más deseados del calendario.

SD Worx repite plantel en París Roubaix respecto a 2023. Con la campeona del mundo y la neerlandesa Wiebes en liza, la escuadra neerlandesa tiene dos bazas claras para una victoria en solitario, de un grupo muy reducido o en caso de que en el velódromo de Roubaix se presente agrupado un pelotón numeroso.

Si bien la favorita y líder del equipo se antoja Kopecky. Al igual que en 2023 la belga ha sido muy clara acerca de qué carrera le gustaría ganar ese año. Su elección no fue ni ha sido Flandes, sino Roubaix. Muy probablemente no haya ninguna corredora a su nivel técnico ni físico de cara a El Infierno del Norte, pero en la París Roubaix táctica y aleatoridad son también tracendentales. No hace falta tirar de hemeroteca para tenerlo presente.

Uno de los equipos que acude a Denain sin sus habituales primeras espadas es el Canyon//SRAM. Con las jovenes británicas Zoe Backstedt y Alice Towers como líderes para ganar tablas un futuro y con la veterana Tiffany Cromwell en un rol de líder del que llevaba ya bastante tiempo sin poder gozar. Hace tiempo que la australiana solo desempeña labores de gregaria, veremos de que es capaz Cromwell en Roubaix, donde tiene una oportunidad de volver a sentirse protagonista en las carreras.

No podíamos no mencionar a la vigente campeona Alison Jackson. No debemos dejarnos llevar por la etiqueta de vencedora sorpresa de la pasada edición. La canadiense es una buena baza para las fugas o para los movimientos del final de la carrera y parece haberle cogido la medida a Roubaix. Este año estará más vigilada, pero aun asi confiamos en que demuestre que su victoria en 2023 no fue mera casualidad.

Junto a ella en Denain se presentan un nutrido grupo de corredoras especialistas en las fugas o con capacidades para hacerlos bien en los tramos adoquinados. Hablamos de Audrey Cordon-Ragot, Christina Schweinberger, Marthe Truyen, Pfeiffer Georgi o Grace Brown. En el apartado de corredoras rápidas pero con la resistencia suficiente para afrontar El Infierno del Norte nos encontramos con Chiara Consonni, Emma Norsgaard, que aunque no ha vuelto a encontrar el golpe de pedal de su primer año telefónico puede ser de las batalladoras, Arlenis Sierra o Letizia Paternoster.

Por último y no menos importante, Marianne Vos acude a una de las pocas carreras de renombre que faltan aun en su palmares. La neerlandesa, que ya logró su victoria número 250, ha demostrado haber recuperado el golpe de pedal y la combatividad tras la intervención del pasado año.

 


⭐️⭐️⭐️ Lotte Kopecky
⭐️⭐️ Marianne Vos, Ellen van Dijk
⭐️ Grace Brown, Elisa Balsamo, Chiara Consonni

Mi favorita: Ellen van Dijk

Mis jokers: Audrey Cordon-Ragot/Tiffany Cromwell