El fichaje de Mikel Landa por el Soudal-Quick Step de Lefevere y Evenepoel

Patrick Lefevere hizo público no sólo el interés del equipo belga en Mikel Landa, sino que daba prácticamente por hecha la incorporación del ciclista vasco a sus filas. El objetivo es evidente, y es proteger las opciones de su gran líder, Remco Evenepoel, en la alta montaña. Si, como parece, el campeón del mundo va a centrar sus esfuerzos de 2024 en el debut en el Tour de Francia, el alavés debería seguir sus pasos y ser también de la partida en esta carrera, pese al paso decepcionante por la misma este mismo verano.

El futuro de Landa parece alejado definitivamente de Bahrain Victorious, su actual equipo, lo que ha llevado a rumorear su paso al AG2R, también su regreso al Astana, pero parece que la opción que más fuerza ha cogido es esta del Soudal, donde el ciclista se garantiza un buen contrato y una función tal vez más adaptada a sus actuales prestaciones. No hay en el mercado muchos ciclistas tan solventes en las etapas más duras que Mikel, sobre todo si se encuentra en buena forma.

Del mismo modo, Landa es un corredor muy potente para convertirse en líder del equipo en el Giro de Italia, una carrera en el segundo orden de preferencia para los belgas, y donde un ciclista con la experiencia del dos veces tercero en la ronda transalpina puede ser bastante útil. Optar a un tercer podio será difícil, puesto que los años no pasan en balde y ya son muchas temporadas las que el vasco lleva a sus espaldas en la élite. Pero sí que puede aportar esa presencia en montaña, lucha por objetivos secundarios como la montaña o alguna victoria de etapa. Todo sin hipotecar el Tour, claro.

Pero no va a ser tan sencillo. El fichaje de Landa estaría supeditado a la ayuda que pueda prestar a Remco Evenepoel. Patrick Lefevere ha sido firme y decidido en negar categóricamente la marcha del ciclista en todas las ocasiones en las que un hipotético interés de Ineos Grenadiers ha asomado la cabeza. La última de las ocasiones sucedió de forma simultánea al comienzo de los Mundiales de ciclismo de Glasgow. El padre y representante de Remco lanzó un dardo envenenado al patrón del Soudal y mandamás del equipo de su hijo y gran estrella del ciclismo, lo cual fue recibido por Patrick con mal tono y amenaza con los tribunales.

El silencio mediático que pide Remco después de tanto ruido es la mejor idea cuando su papel es estar concentrado en lo que todavía está por venir esta temporada, que no son pocas cosas. El dorsal 1 de la Vuelta a España peleará desde Barcelona por revalidar su título de campeón y parece que también será de la partida Mikel Landa, obligado por su equipo, ya que fuentes próximas al ciclista confirman que el alavés no veía con buenos ojos su participación en la Vuelta. La decisión sobre su futuro está encima de la mesa y en este momento estar en una prueba como esa es un arma de doble filo.

Puede salir bien y ayudar a aumentar el caché de cara a conseguir un mejor contrato, o puede salir mal, cumplir un papel anónimo como el que protagonizó en el Tour y ver sus acciones bajar para encontrar acomodo en un buen destino. Entendibles todas las posturas, el futuro de Remco aún dará que hablar, ya que el entorno del ciclista destila ganas de movimiento y avances en la carrera del ciclista, más aún cuando uno de los tres equipos más poderosos del momento como Ineos ha mostrado su interés de forma clara. Las negociaciones existirán, pero Soudal Quick Step necesitaría un buen reemplazo. Si Remco decide marcharse no será un trámite amistoso, parece.

Landa y otros fichajes irán en efecto dominó cayendo hacia un lado o hacia otro. Si la idea es reforzar el equipo en montaña para el líder, pero el líder termina marchándose, no tiene mucho sentido firmar primero a sus gregarios antes de asegurar 100% la permanencia y las aguas tranquilas en el entorno del corredor. Tampoco el equipo puede esperar eternamente a la hora de hacer fichajes, ya que los ciclistas de calidad son los primeros que encuentran acomodo. Landa, en este caso, tendrá más opciones en espera, si bien Soudal Quick Step, de confirmarse, sería una muy buena noticia para él.

El culebrón Evenepoel traerá más páginas y ríos de tinta, porque parece que las voluntades apuntan en diferentes direcciones. Movimientos con riesgo para el propio ciclista, que en contexto futbolístico podría pasar a sentarse en el banquillo o en la grada durante una buena temporada si la cosa se tensa. Viendo cómo de inflexible se muestra la dirección de su equipo, mejor que la tensión se relaje y que intenten acordar lo mejor para ambas partes. Porque por un lado se puede atravesar un periodo de ostracismo y por el otro se pierde a la referencia del equipo y bandera del ciclismo belga, el de casa.

Landa, además de un potencial resultado deportivo interesante, asegura muchísima atención mediática, haciendo interesante su paso a cualquier equipo que busque eso a través de un ciclista. Su experiencia es otro valor a tener en cuenta, el paso por tantos y tantos equipos le convierten en una auténtico coleccionista de grandes equipos, desde el Euskaltel en el que debutó al Bahrain, pasando por Movistar, Astana y Sky, tres de los mejores equipos de la pasada década.

Foto: Getty Images