¿Está Enric Mas para el Tour de Francia 2024?

No hablo de una participación, nivel para el que se supone que Enric Mas estará. Sino para ser competitivo hasta el punto que se espera del balear, el líder absoluto según la lógica para el Tour de Francia en el Movistar español. Tour donde las estrellas se pueden contar con los dedos de dos manos y quizás utilizar los de los pies. Rara vez se da la circunstancia de que absolutamente todos los candidatos a pisar el podio en las Grandes Vueltas se concentren en una misma gran vuelta. Es el caso de este Tour de Francia 2024 donde se echará en falta a muy pocos ciclistas entre los mejores del mundo. Todo si las caídas no lo remedian, que bien cerca han estado de impedirlo a lo largo de la temporada.

Enric Mas tiene como objetivo habitual rendir en el Tour y en la Vuelta, pero siempre deja algunos destellos en la primavera. Sus aproximaciones al Tour es cierto que no son espectaculares, tal vez guardando energías o retrasando el pico de forma de manera intencionada. La cuestión es que, ante referencias claras de rivales a los que se enfrentará en el mes de julio, ha quedado varios pasos por detrás. Adam Yates y Joao Almeida aparte, Enric se ha visto en la montaña por detrás de Egan Bernal, de Mattias Skjelmose (que no será de la partida en Francia) o Matthew Riccitello. Sí, el estadounidense es una gran promesa del ciclismo, pero al de Movistar se le supone más entidad en una prueba de este calibre.

¿Qué se espera de Enric en el Tour? Es difícil concretar, ha tenido actuaciones brillantes entremezcladas con otras que no han respondido a las expectativas. Pero en el equipo tendrán clara la opción de que el de Artá dispute la general, más orientado a quedar en la primera mitad del top ten. Con la durísima competencia que tendrá delante, el rendimiento que ha ofrecido en Suiza es de todo menos esperanzador para el español. Durante la temporada ha estado bastante más desaparecido que en otras ocasiones. Como la comunicación por parte de Movistar es escasa al respecto y cuando se dan las entrevistas no se les pregunta por estas cuestiones, quedan muchas incógnitas en el aire: ¿habrá tenido algún problema a lo largo de la temporada que no conozcamos? ¿El objetivo es rendir en la Vuelta a España? ¿Es una cuestión de confianza? ¿Todo va conforme al plan previsto?

Imagen Getty Sport

Si todo responde a un plan, veremos cuál es el resultado. Si éste pretende que Enric rinda más en la última semana que en la primera e ir ganando condición con el transcurrir de las etapas, es cuanto menos un plan muy arriesgado. En las dos primeras semanas existen múltiples trampas para hacerle perder mucho tiempo. Véase la etapa contrarreloj, etapas de cotas, de tierra e incluso alta montaña como la llegada a Valloire con el Galibier de por medio. Con rivales tan duros, si la condición se va a ir adquiriendo con el paso de los días, existe un riesgo alto de que se pierdan las opciones con anterioridad a la llegada de su momento.

Si la última semana fuese un catálogo de etapas de alta montaña a cada cual más dura, podría tener un pase. Pero no es el caso. La llegada a Pla d’Adet es dura, al igual que la etapa, la de Plateau de Beille también. Pero son días que se moverán, con casi toda seguridad, en el último puerto y donde los máximos favoritos jugarán sus mejores cartas. Son días en los que se decide el Tour y llegan pasado el ecuador de la carrera. Las dos etapas de montaña decisivas irán encaramadas en la 19ª y 20ª etapa. En ambas sucede lo mismo, que los puertos para buscar la carrera desde lejos se encuentran muy lejos de la línea de meta. Todo puede pasar, pero no parece a priori un escenario para la remontada. Menos aún con la contrarreloj del último día, donde Enric no tendrá puestas muchas esperanzas.

Es un recorrido pensado para que los mejores estén a tope desde el primer momento, con escasos días de transición y con la consciencia de que éstos se pueden convertir en un auténtico infierno sin avisar. Con todo, Enric ya ha demostrado ser capaz de pelear por cosas importantes en el Tour. Si la confianza y la condición física le responden, tiene opciones de ser candidato a estar en ese ramillete de favoritos que se jueguen la gloria en el mes de julio. Pero para ello es necesario no haber perdido las opciones de primeras, y para ello es necesario comenzar la carrera conectado al máximo. Porque así comenzarán todos sus rivales y porque este año, además, son muchos.