Las Caldas Villa Termal: donde Asturias, ciclismo, turismo y relax se dan la mano

A quién no le gusta Asturias. Si a sus paisajes le añadimos la gastronomía y la variedad de actividades deportivas y turísticas de las que se puede disfrutar, obtenemos el cóctel perfecto para unos días de vacaciones, de desconexión, tanto en soledad, como con amigos o junto a la familia. Desde rutas a pie por montañas que servirán de atalaya para visionar las bondades del paisaje, a varias de las playas más espectaculares del Cantábrico.

Todo a un paso del Hotel Las Caldas – Villa Termal, ubicado en un enclave estratégicamente privilegiado para tener en la palma de la mano cualquier opción de ocio o relax que el visitante necesite. Situado en Las Caldas, en la orilla del río Nalón, se encuentra a escasos 10 minutos de la mismísima capital del Principado y a escasos 30 minutos del mar.

Si eres ciclista, este magnífico complejo te permite alojarte en unas instalaciones de primera categoría con el cuidado del mínimo detalle, con opciones para tus rutas, ya sean en carretera o en MTB desde la mismísima puerta del hotel, sin desplazamientos. Las rutas incluyen opciones para todos los niveles, desde algo más familiar como pueda ser La Senda del Oso, que arranca a escasos diez kilómetros, a puertos de montaña espectaculares y durísimos también a escasa distancia de Las Caldas.

Nada más salir nos encontramos con el Alto del Tenebredo, un habitual en la Vuelta a España. Pero a menos de 20 kilómetros nos encontramos en los pies del Alto de l’Angliru, una mítica subida que supone además uno de los puertos más duros del mundo y uno de los más conocidos internacionalmente del ciclismo. A escasos kilómetros se encuentra también el Gamoniteiro, uno de los retos ciclistas más importantes de la zona junto al coloso de Riosa. En cuanto a la Mountain Bike, la oferta de rutas es aún mayor, aptas para todos los niveles en un entorno magnífico como la cuenta del río Nalón.

Vegetación, paisajes, relax, silencio. En cuanto a ciclismo de carretera, la proximidad de una innumerable cantidad de puertos hace que las rutas de alta montaña sean una posibilidad más que factible desde Las Caldas. Desde el entorno de Proaza, a 15 kilómetros de distancia, el listado es impresionante: Puerto de San Lorenzo, Cruz de Linares, Bandujo (Banduxu), La Cobertoria, Ventana, Bermiego, Ermita del Alba, Trobaniello…

Y si quieres comunicar el inicio de todos estos puertos de una forma aún más segura que la carretera general que vertebra todos estos valles, puedes recorrerlos a través de la Senda del Oso, vía ciclista que atraviesa a su vez espectaculares gargantas y desfiladeros. Para un cicloturista, tener la posibilidad de acceder a todos estos colosos desde la puerta del hotel es de un alto atractivo. Si además le añadimos los servicios y comodidades que Las Caldas ofrece al ciclista, este destino se convierte en un punto de vista obligatorio para tu bicicleta al menos una vez en la vida. Aunque, la advertencia debe quedar clara: ¡no les visitarás en una sola ocasión!

Las instalaciones incluyen desde el Centro Deportivo para tonificar o aprovechar el día si la previsión del tiempo no nos convence, a servicios de biomecánica, fisioterapia deportiva o pruebas de esfuerzo. Además de zonas de lavado y taller para bicicletas, espacio guardabicis y muchos más servicios relacionados con el ciclismo. Y no todo se queda ahí. La Villa Termal incluye el Balneario Real, el Manantial, construido a partir de una Casa de Baños diseñada por el famoso arquitecto español Ventura Rodríguez en 1776, y la Sala de Columnas, que permite el relax a través de un estilo decorativo clásico.

Programas de wellness, belleza, nutrición, medicina… también posibilidad de organizar tu evento,en el Centro de Convenciones cuenta con 11 salas polivalentes con capacidad de hasta 400 personas. Bañados por luz natural, los diferentes salones van de 25 a 400m2 y se encuentran rodeados de más de 10000m2 de jardines y terrazas exteriores que facilitan el desarrollo de diferentes actividades al aire libre donde poder completar una experiencia única y qué decir del aspecto gastronómico, con 2 restaurantes, Viator y Scanda y lounge bars para disfrutar al aire libre o en interior y una exquisita cocina de vanguardia, pero al mismo tiempo tradicional.

En resumen, una experiencia a todos los niveles. Acudir a Las Caldas no significa simplemente pasar unos días en Asturias, sino disfrutar desde su corazón del deporte en general (campo de golf inclusive), del ciclismo en particular, del paisaje, de la gastronomía…

Información y reservas:

  • Teléfono: +34 985 798 770 / +34 985 798 787
  • Email: balneario@lascaldas.com / info@lascaldas

Puedes entrar en este link para comprobar por ti mismo todo lo relatado por este artículo.

¡No te arrepentirás!

Rutas cercanas:

Vega Bobies, el hijo del Angliru (link)

Apodado como ‘el hermano pequeño del Angliru’ por encontrarse justo en sus faldas y ser cortito, pero matón. Una subida que es más un reto para cicloturistas muy preparados. El inicio se encuentra a únicamente 5 kilómetros de Las Caldas, con terreno cómodo hasta llegar allí.

Senda del Oso (link)

Una vez atravesamos el siempre difícil Alto del Tenebredo, vamos a parar a Proaza y la Senda del Oso. Son 50 kilómetros en forma de ‘Y’ que permiten enlazar con otros puertos o disfrutar del espectacular paisaje y, claro, de los osos.

Gamoniteiro (link)

Si llegamos al pie del Angliru, podemos continuar hacia el Alto del Cordal. Desde su cima parte una carretera hasta La Cobertoria, donde se encuentra el desvío hacia el Gamoniteiro, con opción de alargar la ruta.

Vía Verde de Fuso (link)

Antigua vía ferroviaria que en la actualidad conecta Las Caldas con Oviedo. Puedes trasladarte a la ciudad en bicicleta o a pie en escasos kilómetros y en un entorno verde y alejado del ruido y de los peligros del tráfico.

Fotos: Las Caldas / Turismo Asturias