Narváez y Del Toro elevan el ciclismo de Latinoamérica

La primera carrera World Tour ha concluido y el corredor del Israel Premier Tech, Stephen Williams, se coronó campeón en el Santos Tour Down Under tras un vibrante final en Mount Lofty, ganándole la pulsada a Jhonatan Narváez (INEOS Grenadiers) e Isaac Del Toro (UAE Team Emirates), quienes eventualmente completaron el podio de la etapa y de la general.

Dado que el título de Williams no estaba en los pronósticos de muchos, evidentemente representa una grata sorpresa y un buen botín de puntos para el cuadro del Israel Premier Tech;. Sin embargo, hay que resaltar el mérito que tuvieron Narváez y Del Toro. Dos corredores latinoamericanos que mostraron un gran nivel en terreno australiano. De hecho, ambos ya habían avisado en la previa del Santos Tour Down Under al conseguir el primero y el tercer lugar durante la Down Under Classic, que les sirvió para calentar motores.

Si bien Narváez partía como uno de los nombres favoritos (junto a Alaphillipe, Ganna, Ulissi, Simon Yates, entre otros), lo de Isaac Del Toro es para sacarse el sombrero. El mexicano, a lo “mero macho” (como dirían en su país) tomó por sorpresa al grupo de cabeza durante el último kilómetro de la etapa dos. Y prácticamente ya lo vieron en la línea de meta, apuntándose de esta manera su primera victoria y su primera camiseta de líder en apenas su segundo día de competencia como miembro del UAE Team Emirates. Y en su segunda carrera de nivel World Tour, dejando una gran sensación de cara al futuro del campeón vigente del Tour de l’Avenir. Sin duda, un tercer puesto en la general de su primera carrera World Tour es una gran renta para el corredor nacido en Ensenada, México.

En cuanto a Jhonatan Narváez, el otro corredor latinoamericano que destacó en Australia, mostró que se encuentra a un gran nivel. Siguiendo el ímpetu generado por su gran victoria en la carrera de ruta de los Juegos Panamericanos en el pasado mes de octubre en Chile. Al igual que su victoria en la clásica previa en Australia. Si bien muchos esperaban que fuera el ganador de la general en Down Under (previo a la última etapa, era el favorito en las casas de apuestas), el segundo puesto no deja de ser un gran mérito para el corredor de Playón de San Francisco, Ecuador. Considerando que no tuvo el acompañamiento esperado, con Filippo Ganna trabajando a un nivel más bajo de lo habitual y un Elia Viviani que no pudo rematar de buena manera tras un lanzamiento previo del propio Narváez en el sprint al final de la etapa 4.

Siguiendo el tema de los corredores latinoamericanos, es preciso destacar que las realidades de Narváez y Del Toro son muy distintas en este momento. Este último se está estrenando (y de gran manera) en el circuito World Tour, en apenas su primer año de contrato de los tres pactados con UAE. El podio conseguido en Australia supone una gran motivación para el mexicano. Mientras, el corredor de Ecuador se encuentra en su último año de contrato con INEOS.

Seguramente buscará sacarle el mayor provecho, probablemente en la temporada de clásicas, en donde Narváez es un especialista. El ecuatoriano sabe perfectamente que se está jugando su futuro en el circuito World Tour y muchos ojos podrían estar sobre él de concretar una gran temporada, lo cual podría darse si se mantiene saludable. Teniendo en cuenta el nuevo enfoque del cuadro británico, que poco a poco ha ido saliéndose de sus corredores de tres semanas en detrimento de gente con mayor especialidad en carreras de un día y de una semana.

Sin saber todavía cuáles son los planes de cara a la temporada 2024 para las dos estrellas latinoamericanas, Narváez y Del Toro, de momento ambos pueden sentirse satisfechos por su inicio de temporada. Considerando que el ecuatoriano es quien hasta el momento ha obtenido la mayor cantidad de puntos UCI durante la temporada 2024 (que inició el 18 de octubre del año pasado) con 745, mientras que el mexicano se sitúa en el tercer puesto con 453 puntos.

Fotos: EFE / RMC